lunes, 15 de abril de 2013

Cómo hacer tarjetas personalizadas

A veces tenemos ganas de ser creativos y buscamos diseñar nuestras propias tarjetas de salutación personalizadas (o de buenos deseos, o de protesta, o de lo que deseemos hacer). Podemos dibujarnos nuestras propias imágenes pero como es un tema para avanzados, por ahora en este ejemplo trataremos de utilizar la generosidad de internet, con su abundancia infinita de imágenes libres.

Y nos amigamos con el Corel Photopaint, que es una herramienta genial para salirnos con la nuestra.

Para este saludo de cumpleaños hemos elegido una imagen de buen tamaño, requisito importante para un mejor resultado. Buscando en la red veremos el tamaño de la imagen elegida y eso nos permitirá saber si nos sirve o no.

Pero como ésta imagen de los globos es muy grande para un e-mail, procedemos a achicarla. O podemos agrandarla un poquito cuando es muy pequeña, si ella lo permite sin pixelarse.


Entonces, vamos a Imagen, Nuevo Muestreo o, si tenemos suerte, al ícono que lo representa en la barra superior. Una vez abierto nos dice el tamaño original de la imagen elegida.


Seleccionamos el ancho o el alto y le cambiamos el tamaño a la imagen. Como pueden ver, de 2.000 la hemos llevado a 700. Basta con elegir el ancho o el alto y la proporción se va a ajustar automáticamente.


La imagen nos quedó en un tamaño más "portátil". Ahora, la parte más divertida: escribir nuestro texto. Elegimos de la barra lateral izquierda del Corel el ícono de Texto. Y luego elegimos el Color que queremos de la paleta que se nos muestra a la derecha.


Nos falta elegir el Tamaño y el Estilo de letra que nos gusta. El programa Corel trae una variedad bastante amplia. Ya elegidos (si no nos gusta damos "atrás", deshaciendo y elegimos otra), hacemos click sobre el lugar en el que queremos escribir sobre la imagen y escribimos. Si nos salimos de cuadro, no importa, se puede arrastrar y acomodar.


Ya conformes con lo escrito, hacemos click fuera del cuadro de texto y el mismo queda enmascarado. Si queremos lo dejamos así. Si buscamos ser más atrevidos vamos a Efectos, y elegimos cualquiera de los que hay. La única manera de conocerlos a todos es probándolos, aquí jugar es aprender.


Ya logrado el efecto deseado, vamos a fijar el texto (que está aún suspendido) en el fondo. Vamos a Objeto, elegimos Combinar y luego Combinar los objetos con el fondo. El texto quedó pegado a la imagen, formando parte de ella.


Ahora vamos a Archivo, y luego a Guardar como..., para poder conservar la imagen original y guardar la nueva con un nuevo nombre, asegurándonos de estar guardándola como archivo . JPEG.


Y listo. Ya tenemos una tarjeta personalizada para usar en e-mail, en Facebook o en cualquier posteo en el que queramos usarla.