miércoles, 27 de octubre de 2010

Cómo hacer captura de pantalla

Hay veces que necesitamos una imagen (como las que usamos para estos tutoriales) y no la podemos guardar porque no existe la opción con los botones del mouse. Entonces, recurrimos a lo llamado "captura de pantalla", que nos permite "fotografiar" virtualmente la pantalla para trabajar con ella en lo que necesitamos hacer.

Por ejemplo, tenemos una imagen con su entorno, y no la podemos guardar (atención, esta imagen capturada es sólo a título de ejemplo).



Una vez a la vista la pantalla que queremos capturar, vamos al teclado y, en la tecla siguiente al F12 tenemos una que dice "Impr Paint PatSis". Aquí la tenemos localizada:


Se oprime, ante la imagen deseada, la tecla señalada. Entonces, con esta acción, el comando saca una "foto" (captura) a la pantalla.
Ahora vamos a Inicio, Programas, Accesorios, Paint, y abrimos éste.
Con la opción del menú "Edición" elegimos "Pegar".
Y la imagen "fotografiada" aparece en el espacio de trabajo.



Vamos a "Archivo", "Guardar como", le ponemos un nombre a la nueva imagen capturada y tenemos el cuidado de elegir (nos conviene) el formato jpeg, porque el paint guarda, por defecto, en .bmp y en este formato pesan una tonelada, si elegimos .jpeg pesa la décima parte:



Damos "Guardar" y listo, se guarda nuestra nueva imagen capturada.
Ahora bien, si no queremos guardar tooooda la pantalla, recortaremos la imagen para que quede solita. Es un trabajito extra al que se le agarra la mano enseguida.
Por lo que, con la imagen capturada y pegada ya en el Paint, en el menú de la izquierda elegimos la herramienta "selección" y seleccionamos la imagen arrastrando el mouse hasta hacer un rectángulo que la enmarque.



Una vez hecho esto, vamos a Edición y elegimos "cortar".



Y la imagen se recorta.



Ahora vamos a "Archivo" y tocamos "Nuevo". Nos va a preguntar si queremos guardar lo que hicimos (la cosa que quedó) y decimos "no". Se abre una nueva hoja, que suele ser pequeña. Si la hoja es muy grande, la achicamos con una flechita negra que aparece cuando ponemos el cursor del mouse en la esquinita, la achicamos bien, así no nos sobra nada de "papel".



Con la hoja blanca achicada, vamos a "Edición" y hacemos click en "pegar" y, oh, sorpresa! nos aparece la imagen seleccionada y cortada anteriormente.



Entonces, ahora sí, contentos como castañuelas "guardamos como" archivo de .jpeg y con el nombre que queremos.



En realidad, esto se hace en un periquete y muy simple con el Corel Photopaint o el Adobe Photoshop, pero para los que no tienen estos programas o no saben usarlos, con un poco de maña sirve muy bien el Paint.
Este blog pretender ser una ayuda simple para las personas que no quieren complicarse mucho, pero que sí quieren encontrar soluciones a sus deseos de incursionar en el mundo virtual.

Cómo instalar el Mozilla Firefox como nuestro navegador

Ante las fallas constantes del navegador Explorer de Windows, que muchas veces puede resultarnos magnífico pero muchas otras veces nos falla, otros navegadores van ganando ventaja sobre él. Uno de ellos, el más usado, es el famoso Mozilla Firefox. No sólo es gratis, más liviano, es práctico y hasta es bonito, sino que es considerado, por recientes estudios, como el más seguro contra fraudes y entradas de virus. Dijimos "más seguro", no invulnerable. Pero es importante el dato, ya nos da un poco más de ventaja y tranquilidad.

No es necesario desinstalar el Explorer, para nada, pero sí podemos hacer que este nuevo explorador sea el predeterminado. o no, eso depende de nuestro gusto. Pero es muy bueno tener los dos, ya que según la ocasión podemos necesitarlo cuando el Explorer no nos responde.

Primero vamos al sitio oficial de Mozilla Firefox, en español para Argentina:

http://www.mozilla.com/es-AR/



Vamos a donde dice Descargar y hacemos click ahí. Seguramente nos va a mostrar una ventana que nos pregunta si lo queremos bajar. Qué decimos? Claro, que sí.
Esperamos a que baje, es liviano, no demora mucho.


Una vez que lo bajamos (primero fijarnos en dónde, ja ja, no sea que después no lo encontremos), lo ejecutamos para que se instale. Por las dudas, cerramos el Explorer antes. Y con toda seguridad nos va a preguntar si queremos hacerlo nuestro navegador predeterminado. Decimos que sí. Y listo.

Ah, un detalle: si nos dice, entre las opciones para instalarse, que instalemos el Toolbar "recomendado", decimos que no, destildarlo. Es un peso a la macana, un engorro.

Después, una vez instalado, podemos elegir el más bonito a nuestro gusto entre los aspectos del Firefox. Ah, sí, es decorado y todo... Miren cómo es el nuestro:



Y fijarnos que podemos abrir cuantas páginas web, las que queramos con sólo hacer click en el signo más (+) que está en la pestaña, y se nos abre otra pestaña. Super liviano y práctico, no tenemos que abrir otro Mozilla para ver otra cosa, todo se ve allí. Y cuando queremos buscar en Google (nosotros preferimos Google, cada uno usa el que más le guste) basta con escribir la palabra de lo que buscamos en esa ventanita que les marcamos y aparecen los resultados de búsqueda.

Cómo evitar que las cartas de nuestros amigos vayan a spam en nuestro correo de Yahoo

Muchas veces nos encontramos con la desagradable sorpresa de que la carta de algún amigo ha ido a parar a spam, especialmente en los grupos sociales de Yahoo. A veces resulta un inconveniente, porque si no abrimos seguido esa carpeta de correo masivo, esa carta se pierde ya que el sistema la borra automáticamente luego de transcurrir una cantidad de días.

Se puede evitar esto. Probemos.

Abrir nuestro correo. Verán a la derecha un enlace hacia Opciones. Click en la flecha para ver cuáles.

Para ampliar las imágenes de ejemplo, click sobre ellas.




Elegir Más Opciones. Seguramente tardará un par de segundos en cargar.



Verán este menú de opciones. Elegir el de Spam.


Y allí, si tienen tilde en Enviar los mensajes sospechosos de ser spam a la carpeta Spam, no a tu Buzón (qué sabe, Yahoo...), lo quitan. Y luego lo guardan con click arriba, como indica el gráfico.
Ahora, con toda seguridad, las cartas del grupo social no se les irán más a spam. Puede ser que el correo masivo real (el verdadero spam)les llegue a su bandeja de entrada, pero al menos no perderán cartas importantes y, para el spam, existe la mágica tecla de borrar...



sábado, 9 de octubre de 2010

Cómo crearnos contraseñas más seguras



Este informe lo recibimos hace un tiempo y nos resultó muy interesante, además de importante. Existe por ahí un cuadro comparativo del tiempo que lleva hackear una contraseña según si era numérica, alfabética, ambas, mayúsculas y minúsculas combinadas y la cantidad de caracteres. Lo ideal es que la cantidad de caracteres no sea inferior a ocho, mejor doce.

El tiempo en que se tarda hackear una contraseña depende de diversos factores, el más importante depende de las características de la contraseña en sí; como por ejemplo, la cantidad de caracteres, el conjunto de caracteres empleados o el uso de información personal dentro de la contraseña, entre otros; y en segundo lugar, el método para descifrar la contraseña. En la web http://howsecureismypassword.net/, podrán saber el tiempo que tarda una computadora de escritorio en crackear una contraseña ingresada, empleando el método de ataque de fuerza bruta para la obtención de la contraseña.

Sólo tienen que ingresarla en el cuadro de texto principal y verán qué tan rápido puede ser descifrada. Si tienen desconfianza de que vayan a estar recolectando contraseñas, lo que puedes hacer es cambiarle unos caracteres por otros del mismo conjunto. Por ejemplo, si tu contraseña tiene un número, lo cambias por otro número, si tiene una letra en minúscula, la cambias por otra letra en minúscula, y así con los demás caracteres de tu contraseña. Lo importante en el cálculo es la combinación de los conjuntos de caracteres que componen tu contraseña.

Probando la aplicación con una contraseña, nos indica que se tardarían unos 19 millones de años en crackearla (oh...). Averigüen la de ustedes. Y ya estamos cambiando otra contraseña que teníamos que sólo llevaría tres días en descubrirse, caramba...

Nos pusimos a jugar y escribimos, como contraseña, 123456 y nos dice que es una de las 500 contraseñas más fáciles. Luego pusimos abcde y nos dice que tarda, en hackearse, 1 segundo. Luego, con 123abc, tres minutos.

A la hora de escribir 1mar2gar3itA4 nos revela que tardan 633 millones de años. Aaaahhh... bueh...

Entonces, vamos a hacer un poco más difícil nuestra contraseña y evitemos usar la misma para todos los servicios que usamos. Ja ja, llevar una libretita con ellas anotadas va a ser útil, aunque para más seguridad es mejor no anotar nada sino pedirle al mismo sistema que nos la recuerde, cuando la olvidamos, es más seguro.

sábado, 2 de octubre de 2010

Cómo agregar un contador de visitas al blog

Para cuando queremos ver cuánta gente ha visitado nuestro blog, Blogger ha añadido un gadget nuevo que nos permite ver esa parte de nuestras estadísticas.

Para eso accedemos a nuestra cuenta del blog, primer paso. Y segundo, ir a diseño.


Ya en nuestra plantilla de diseños, hacemos click en añadir un gadget.

Se nos abre una ventana con muchísimas opciones de gadget, hay para todos los gustos, todas las herramientas, hay hasta jueguitos para elegir. Nosotros vamos a elegir uno de los más nuevos, el de estadísticas del blog.

Aquí tenemos varias opciones para elegir.

Nosotros hemos preferido cambiarle el título y elegimos el contador sencillo, de números sin casilleros. Y hemos elegido que cuente siempre, en forma permanente, porque existe la opción de última semana o últimos 30 días. Obviamente, esto depende del gusto de cada uno. Hecho ésto, click en guardar.

Como podemos ver, se ha añadido el gadget en la columna y vamos a ver blog para apreciar qué tal quedó.

Ya empezó a contar! Mientras estábamos haciendo ésto, hubo cinco personas, además de nosotros, que entraron a ver el blog...

Recordemos que si no nos gusta, todo se puede arreglar, haciendo un simple click en las herramientas que hemos marcado con una cruz, para elegir otro modelo y otro texto.

viernes, 1 de octubre de 2010

Cómo subir varias imágenes en la misma entrada

Recordar que las imágenes se amplían al pinchar sobre ellas.

A veces tenemos varias imágenes que mostrar en una misma entrada. Podemos subirlas al mismo tiempo, ahorrando trabajo y distribuyéndolas mejor. Vemos cómo se hace?

Antes que nada, ir al blog, claro. Acceder como se indica y ya hemos visto antes.

Nos lleva a nuestro "escritorio" del blogger, y hacemos click, en este caso, en nueva entrada, ya que es lo que queremos hacer.

Y, como lo hemos visto en posteos anteriores, hacemos click en el ícono de imagen, para empezar a subirlas.

En donde dice añadir otra imagen, en azul, hacemos click más de una vez, y se nos abren más ventanitas para cargar. Podemos hacerlo hasta cinco veces.

Ven? Cinco fotos que podemos subir juntas, ganando mucho tiempo. Prestar atención: las imágenes que se van agregando van a estar de abajo para arriba, es decir, las primeras serán las últimas, por lo tanto tendremos que tener eso en cuenta a la hora de buscarlas con examinar, empecemos por la última y terminemos por la primera, así quedan en el orden que necesitamos tenerlas. Si nos equivocamos, no hay drama, se borra esa foto, se sube la otra, se arrastran, se acomodan, todo se puede hacer. O empezar de nuevo, je je...

Aquí ya subimos cinco fotos al unísono. Le dimos tamaño pequeño (porque se nos dio la gana, cada uno hace lo que quiere), no le dimos ninguna alineación, para poder acomodarlas arrastrando a donde queremos. Y atención con el ítem de usar siempre este diseño, porque si nos olvidamos de él, cuando volvamos a subir fotos y queremos hacerlas de un diseño diferente, van a resultar como la última vez que lo hicimos... A menos que queramos eso.

Bueno, elegido todo esto, hacemos click en subir imagen.

Y la ruedita gira y gira para subirlas.

Si queremos seguir subiendo más imágenes, volvemos a pinchar el ícono de imágenes y otra vez se vuelve a mostrar la ventana de subidas, hacemos click tantas veces como queremos en añadir más imágenes y así, hasta que subamos todas las que queremos. Una vez terminado, quitar esta ventana, ya no la usamos más.

Ya tenemos las fotitos. Las seleccionamos de abajo para arriba, todas (porque a la inversa no se puede, vaya a saber porqué) y las centramos. Las imágenes se ven sombreadas porque están seleccionadas.

Porqué no las centramos al subir? Porque no las íbamos a poder acomodar como queremos.

Entonces, ahora sí, hacemos click sobre una, acomodamos el cursor delante y pulsamos la tecla de borrar (Supr) de nuestro teclado para traer junto a esta imagen la que está abajo.

Y así vamos acomodando las demás. Como no le dimos ninguna alineación, hasta podemos arrastrar una imagen y ponerla arriba o abajo, en fin, probemos y juguemos.

Cuando ya quedó como nos gusta, escribimos el título y las etiquetas.

Y escribimos el texto que teníamos pensado, aquí hemos puesto, de ejemplo, una poesía de Rubén Darío... Y damos a publicar entrada.

El blogger nos avisa que la entrada subió satisfactoriamente, así que vamos a ver blog, para comprobar si nos gusta el resultado.

Lindo, no? Si algo no nos gusta, vamos al lapicito que está debajo de la entrada, ahí lo hemos marcado, eso significa que volvemos a la entrada a editarla y cambiarle lo que no nos gusta.

Ahora ya somos medio campeones, podemos hacer unas cuantas cosas en el blog. En próximas entregas veremos de elegir plantillas, configurarlas, cambiar textos, colores, anchos, en fin, hacerlo más personal aún.